Dos grupos de desarrolladoras de software (Debian y Ubuntu) crearon subdivisiones para mujeres con el fin de generar más participación de las mujeres en el desarrollo de la tecnología, específicamente del software libre (es decir, de acceso gratuito para su uso y modificación).

Hay una gran discusión sobre si los ámbitos de desarrollo de software están pensados por y para varones, discriminando a las mujeres o desalentándolas cuando quieren integrarse a ellos. Lo que es un hecho es que la participación de la mujer en el desarrollo de software es mucho menor en proporción a la de los hombres, independientemente de las capacidades de ambos sexos y de las distintas posturas al respecto, así como de las posibles razones. Para cambiar esta circunstancia, los equipos de Debian y Ubuntu (grandes competidores de Windows, desde el software libre) han creado grupos de mujeres desarrolladoras que trabajan dentro del proyecto general. Son mujeres con iniciativa que quieren la igualdad de participación para ambos sexos.  

Se pretenden lograr esos objetivos de diversas maneras: animando a las mujeres a participar y dándoles visibilidad, proporcionándoles la oportunidad de aprender más sobre aspectos técnicos, acceso fácil a información, traducción y comunicación; consiguiendo patrocinio para quienes deseen dar presentaciones técnicas, dar conferencias a nivel internacional o hablar de su experiencia dentro del proyecto, entre otras cosas.  

De lo más valioso de ambos proyectos es el ambiente de confianza que buscan crear, para propiciar que otras mujeres se acerquen y participen, así como el asesoramiento y desarrollo que ayuda a las mujeres a adquirir conocimientos que por prejuicios pudiera ser de difícil acceso en otros lados. Además el adecuado reconocimiento de las desarrolladoras les da la oportunidad futura de integrarse a otros proyectos.  

Si quieres saber más al respecto, o si te gustaría integrarte, puedes visitar sus sitios (en inglés):

http://women.debian.org/home/
http://ubuntu-women.org/